lunes, 21 de marzo de 2011

La Denominación de Origen Campo de Borja recibe la acreditación ENAC


Se convierte en el primer consejo regulador vitivinícola en España que obtiene este reconocimiento

Las contraetiquetas que nos diferencian, son la demostración de un origen y de un riguroso control, avalado por un certificado acreditado
 
Entrega acreditación ENAC Campo de Borja
El Consejo Regulador de la Denominación de Origen Campo de Borja ha recibido hoy de la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) la acreditación de sus actividades de certificación, de acuerdo con lo establecido en la norma UNE-EN 45011, convirtiéndose en el primer consejo regulador vitivinícola de España en obtener este reconocimiento. La acreditación ha sido entregada esta mañana en la sede de entidad, en un acto en el que han estado presentes el presidente de la denominación de origen, Gregorio García Chueca, y el director general de Fomento Agroalimentario del Gobierno de Aragón, Pedro Orduna.

Esta acreditación representa la superación de un complejo proceso de adecuación del Consejo Regulador para actuar como entidad de certificación de producto, en sus actividades de verificación del cumplimiento de la norma técnica que define la Denominación de Origen y que, por tanto, es el reconocimiento formal de su competencia técnica.

Campo de Borja se convierte en el primer consejo regulador vitivinícola de España que obtiene este reconocimiento. En este sentido, su presidente ha destacado que el hecho de haber recibido esta certificación es algo muy importante, al considerar que "a partir de ahora demostramos al mercado, especialmente a ese mercado internacional que tanto aprecia nuestros vinos y nuestra garnacha, que las contraetiquetas que nos diferencian, son la demostración de un origen y de un riguroso control, avalado por un certificado acreditado".

Por su parte, el director general de Fomento Agroalimentario ha recalcado que este reconocimiento no es sólo una meta, sino un camino que el consejo regulador de la denominación de origen Campo de Borja seguirá realizando a diario. "Esta certificación supone el esfuerzo compartido y reconocido de todos aquellos que luchan diariamente para poner en valor los productos agroalimentarios aragoneses", ha añadido Orduna.

La directora general de la entidad, Beatriz Rivera, ha mostrado su satisfacción al tiempo que ha explicado que se trata de acreditaciones reconocidas en más de 50 países, al ser el organismo firmante de los acuerdos de reconocimiento mutuo establecidos entre organismos de acreditación de todo el mundo. "La acreditación de ENAC abre mercados, por lo que esperamos haber contribuido a aumentar la riqueza de la Denominación de Origen Campo de Borja", ha destacado.

"Somos una denominación de origen que podría considerarse pequeña, pero con una gran historia. La componen 16 municipios aragoneses de la comarca aragonesa Campo de Borja, en la cual más de 1.500 viticultores cultivan alrededor de 7.500 hectáreas de viñedo, que producen cada campaña en el entorno de los 30 millones de kilogramos de uva. Con ellos, 17 bodegas trabajan con esmero, como dice nuestra norma técnica, para elaborar casi 20 millones de botellas anuales, de las que el 70 % se destina al mercado exterior, especialmente Reino Unido, EEUU y Holanda", ha explicado el presidente del consejo regulador.

El principal objetivo del consejo regulador no es otro que velar por el buen nombre de sus vinos y realizar unas tareas de control que avalan la calidad de su producto desde la cepa a la copa. "Por tanto, el control no era lo novedoso con los nuevos reglamentos, sino la forma de ejecutarlo y, especialmente, la forma de demostrarlo al mercado", ha concluido García Chueca.

 

Esta certificación supone el esfuerzo compartido y reconocido de todos aquellos que luchan diariamente para poner en valor los productos agroalimentarios aragoneses

--
Aragón Liberal

Periódico digital de información y Opinión



jueves, 10 de marzo de 2011

La residencia de Borja mejora sus recursos para personas mayores dependientes


 
En las obras de reforma se han invertido 2,29 millones de euros
 
Fotografia relacionada con la nota de prensa

 

La residencia personas mayores de Borja ha ampliado sus recursos para personas dependientes y ha mejorado la accesibilidad de sus instalaciones. En esta obra, financiada con cargo al PlanE por el Gobierno de España, se han invertido 2.298.200 euros. Esta reforma también ha contado con la colaboración del Instituto Aragonés de Servicios Sociales e Ibercaja. Se ha cumplido así uno de los objetivos del departamento de Servicios Sociales y Familia, que era la consolidación y mejora de los recursos existentes para adaptarlos a personas dependientes.

 

La consejera de Servicios Sociales y Familia, Ana Fernández, y el subdelegado del Gobierno en Zaragoza, Juan José Rubio, han visitado las instalaciones. Fernández ha recordado que más de 10 millones de euros del PlanE se han destinado a obras relacionadas con la dependencia. Hemos puesto en marcha un  nuevo sistema de protección social como el Sistema de Atención a la Dependencia que partía de cero, y lo hemos acompasado con la remodelación de infraestructuras , ha dicho la consejera. Precisamente, más de 8 millones de euros del PlanE se han dedicado a la consolidación y mejora de instalaciones propias del IASS para personas dependientes.

 

La residencia fue construida hace más de 30 años y constaba de dos edificios unidos únicamente por la planta baja. Se ha creado un núcleo de comunicación central, con escalera y ascensores, que conectan ambos edificios desde cualquier planta. Se ha ganado así en funcionalidad y accesibilidad. Además se han reformado y adaptado 38 habitaciones por lo que el centro ha ganado 36 plazas para personas dependientes. Así, el centro cuenta con más de 160 plazas para estos residentes.

 

El edificio es una residencia y ofrece también servicio centro de día, con 15 plazas, y de hogar de personas mayores de la localidad.

 

A través del convenio de colaboración que se celebró en marzo de 2009 para el desarrollo de proyectos de atención a personas dependientes con cargo al PlanE, en Aragón se han invertido más de 15 millones de euros para crear o adaptar y mejorar el entorno de más de 2.500 plazas de servicios de atención a la dependencia. Más de la mitad de la inversión se ejecutó en centros propios del Instituto Aragonés de Servicios Sociales como la residencia Javalambre, la residencia de Borja o La Solana de Aínsa. El objetivo de esta intervención fue consolidar y mejorar la red de centros ya existente en Aragón.

 

Aragón Liberal
Periódico digital de información y Opinión