miércoles, 15 de septiembre de 2010

Fiesta de la Vendimia de Campo de Borja en su XXI edición




El presidente del Gobierno de Aragón, Marcelino Iglesias, acompañado por el consejero de Agricultura y Alimentación, Gonzalo Arguilé, ha asistido hoy a los actos de la 21 Fiesta de la Vendimia de la Denominación de Origen Campo de Borja, que se han celebrado en el municipio zaragozano de Ainzón.

Durante su intervención, Marcelino Iglesias ha resaltado el dinamismo del sector del vino en Aragón, así como su valor como generador de empleo y motor de desarrollo rural. Allí donde se cultiva vid, allí donde se elabora vino, hay jóvenes y vida. El vino, por tanto, es un factor clave del desarrollo económico de muchas comarcas de Aragón , ha apuntado el presidente. Así, Iglesias ha destacado el número de trabajadores que genera el sector del vino en el medio rural, sobre todo a través del tejido cooperativo, que, en Aragón, aglutina a una parte considerable de la producción vitivinícola.


En este contexto, el presidente de Aragón ha animado a las empresas a apostar por la calidad y la internacionalización, elementos que ha señalado como claves en un mercado global como el actual. Ha subrayado la apuesta que ha hecho la Denominación de Origen Campo de Borja por la garnacha y ha recordado los buenos resultados que están obteniendo los caldos procedentes de esta variedad en el mercado.


Del mismo modo, Iglesias ha incidido en los beneficios de la internacionalización a la hora de crear riqueza y fijar empleo de calidad en las comarcas aragonesas, al tiempo que ha recordado que ello conlleva afrontar nuevos retos en el mercado, con nuevas políticas comerciales.


La Denominación de Origen Campo de Borja nació en 1980. Unos 1.300 viticultores cultivan 7.500 hectáreas de viñedo y elaboran sus vinos en las 17 bodegas que componen la estructura industrial de la Denominación de Origen. Esta DO obtuvo en la pasada campaña 30,2 millones de kilos de uva (35% por encima de su media histórica y el 9,25% más que la campaña anterior) y 16,7 millones de botellas comercializadas. El consejo regulador estima que este año se obtendrá una cosecha similar a la de 2009. El 67% de sus ventas se destina a exportación, principalmente a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Japón, Holanda y Suiza.


En Campo de Borja, cerca del 60% de su superficie vitícola pertenece a la variedad garnacha. Los viñedos más antiguos de la denominación de origen datan de 1.890 y de las 4.600 hectáreas de garnacha, más de 2.000 tienen edades comprendidas entre 30 y 50 años. Esta variedad centenaria está considerada como un verdadero patrimonio de la viticultura aragonesa y en estos momentos, con una baja producción por hectárea, permite obtener unos caldos de alta calidad.

En www.aragonliberal.es

No hay comentarios: