martes, 15 de enero de 2008

Los populares del Campo de Borja denuncian la peligrosidad de las obras de acceso a Bisimbre y Albeta.

 15.1.2008. En Aragón Liberal

Los populares del Campo de Borja denuncian la peligrosidad de las obras de acceso a Bisimbre y Albeta.


Accesos a Bisimbre

Por: Federico Rodríguez

Mejora real será el final de esta pesadilla, pero actualmente están paradas y la situación es de lo más peligrosa que hay. Dice el popular Julio Urbani.


El PP denuncia la peligrosidad de las obras de acceso a Bisimbre y Albeta, que siguen paralizadas



El responsable del Partido Popular en Borja, Julio Urbani, ha denunciado la peligrosidad de las obras de acceso desde la N-122 a los municipios de Bisimbre y Albeta. Urbani explica que "estas obras, que son prioritarias para ambas localidades, llevan paralizadas desde hace varios meses y encima no tienen la señalización necesaria y son sumamente peligrosas".


El responsable popular denuncia que el pasado mes de abril comenzaron estas obras, "que nosotros consideramos más que necesarias", pero pasado el mes de mayo "los trabajos se paralizaron y ambas zonas han  quedado en malas condiciones lo que supone un riesgo para los conductores. Además esta situación se agrava estos días, ya que al elevado nivel de tráfico que siempre registra esta carretera, hay que sumar las nieblas, que afectan mucho a la visibilidad en la conducción".


Urbani explica que los conductores se encuentra con "desniveles de más de 40 centímetros, cambios de rasante sin señalizar y en general con una falta de señalítica que indique cuáles son las normas de circulación en esto tramos, que se han convertido en muy peligrosos".


Por todo ello, el Partido Popular de Borja ha exigido al Ministerio de Fomento que "de una vez por todas concluya los trabajos de acceso, porque no se puede jugar con la seguridad de las personas y, además, durante el tiempo que duren las obras los tramos deben estar convenientemente señalizados para que no tengamos que lamentar desgracias personales", concluye Julio Urbani.

No hay comentarios: